El lomo es un corte magro que no se caracteriza por ser la carne más gustosa y jugosa del cerdo. Aunque es cierto que con un buen adobo o marinada resulta sencillo enriquecerlo para conseguir un asado realmente delicioso.

Ingredientes para 7 personas:
1.5 kilos de lomo de cerdo
1 ½ cucharaditas de sal
2 cucharadas de azúcar
Pimienta al gusto
1 cucharadita de tomillo
1 cucharada de salsa inglesa Perrins (salsa Worcestershire)
1oo ml de aceite de oliva virgen extra
1 cebolla mediana
12 ciruelas pasas sin hueso
250 ml de vino blanco
50 ml de agua (opcional)
Preparación:
Colocamos el lomo en una fuente de vidrio y lo sazonamos con sal, pimienta, tomillo, azúcar, salsa inglesa y aceite de oliva. Lo embadurnamos bien con los condimentos y el aceite de oliva y nos aseguramos que la mezcla se extienda por toda la pieza.
Seguidamente, cortamos finamente la cebolla y las ciruelas pasas y las agregamos en la fuente. Vertemos el vino blanco y removemos. Tapamos la bandeja o la cubrimos con papel film y dejamos marinar durante toda la noche en refrigeración. Después de unas horas le damos la vuelta a el lomo para que se impregne con la marinada por ambos lados.
Al día siguiente sacamos la carne de la nevera 40 minutos antes de asarla para que pierda frío. Precalentamos el horno a 180 ºC y horneamos el lomo durante 1 hora. Finalizado ese tiempo, sacamos el lomo del horno, le damos la vuelta y lo regamos con la marinada de la fuente. En este momento, hay que fijarse en la cantidad de marinada que queda en la bandeja, en caso de que vean un descenso considerable en el nivel de los líquidos, agreguen un poco de agua. Si no ha habido demasiada evaporación, no es necesario agregar agua, pues lo normal es que la salsa haya reducido un poco.
Cuando el asado esté listo, debe haber suficiente líquido en la bandeja para obtener una salsa; sin embargo, no hay que esperar que sea la misma cantidad que teníamos al principio del horneado.
Continuamos con la cocción de la carne. Subimos la temperatura del horno a 200 ºC y horneamos el lomo por 40 minutos hasta que adquiera un bonito color caramelo. Apenas esté listo, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar la pieza de carne fuera de la fuente de hornear por 30 minutos antes de cortarla en medallones. Pasamos por el colador todos los jugos y vegetales de la bandeja, los estrujamos muy bien, así obtendremos una salsa con cuerpo y sabrosa. En el colador solo han de quedar las fibras y restos de piel, la pulpa de las ciruelas y la cebolla deben pasar a la salsa. Vean en las fotos los pocos restos que quedaron en el colador. Prueben la salsa y si lo consideran necesario, corrijan la sazón con sal o azúcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

54.242.175.98
 




 














myTaste.es

Alicante, la casa del Sol

Alicantegusta.com tu guia de ocio, servicios y eventos.