Monumentos

El Castillo de Santa Bárbara, situado a 166 metros de altura, es una de las fortalezas medievales más importantes de España. En la ladera del castillo, encontramos el Parque de La Ereta, desde dónde hay unas vistas espectaculares de la ciudad y de su casco antiguo, al que se puede acceder fácilmente. Justo en frente del Castillo, se encuentra la playa del Postiguet, desde la que se puede ver como la montaña forma el perfil de una cara, al que se le denomina “la Cara del Moro”.

La Basílica de Santa María, se construyó encima de los restos de la mezquita mayor de Alicante. Fue reconstruida debido a un incendio en el siglo XV, su fachada barroca está compuesta por dos torres asimétricas y la imagen de la Virgen. El altar mayor, las capillas, la pila bautismal, que se encuentra en la Sala Capitular, y un órgano de 1653, son algunos de los valiosos tesoros que esconde en su interior La Basílica de Santa María.

Museos

Justo al lado de la Basílica de Santa María, se encuentra uno de los museos más importantes de Alicante, el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA). Construido en estilo barroco en 1685, este Museo se encuentra dentro del edificio civil más antiguo de la ciudad de Alicante. En sus salones encontramos una importante colección del siglo veinte, formada por obras de Dalí, Chillida, Picasso o Miró.

El Museo de Fogueres está dedicado a Las Hogueras de San Juan, declaradas de Interés Turístico Internacional, el museo está dotado de una sala donde se muestra al visitante los diferentes pasos de la construcción de los Ninots y los Indultados, figuras que finalmente se salvan de ser quemadas en la hoguera la noche de San Juan.

Gastronomía

La cocina de Alicante es típicamente mediterránea, la fertilidad de sus tierras, su situación geográfica y naturalmente su clima, han contribuido a una enorme riqueza y variedad. Como en las demás ciudades de la Comunidad Valenciana, el ingrediente por excelencia es el arroz, combinado con carnes, verduras y pescado. El pescado y mariscos como los langostinos y cigalas, las gambas rojas alicantinas o los calamares, hacen parte de la exquisita y variada gastronomía de Alicante.

Playas

Toda la costa alicantina es conocida por sus espectaculares playas. Una de las playas más conocidas y emblemáticas de Alicante es el Postiguet, está situada justo en frente al Castillo de Santa Bárbara, al lado de La Explanada, es de muy fácil acceso y cabe destacar la calidad de su arena y su paseo de palmeras, además cuenta con zonas para la práctica de diversos deportes, como el volley-playa. La playa de la Albufera está situada al noroeste del centro de Alicante, en una importante zona de yacimientos arqueológicos. La Albufera, de dorada y fina arena, es la típica playa de veraneo de los residentes. La playa de San Juan, la más visitada de Alicante, se encuentra cerca del campo de golf Alicante Golf y presume de su fina arena blanca y sus aguas cristalinas. Aquí es muy común la práctica de diversos deportes como el volley-playa, el windsurf o el fútbol.

Justo enfrente a la ciudad de Alicante y al Cabo de Santa Pola, con alrededor 400 metros de ancho y 1800 metros de largo, se encuentra La Isla de Tabarca, compuesta por los islotes de La Nao, La Galera, La Cantera y por supuesto Tabarca. Las aguas que rodean la Isla de Tabarca han sido nombradas Reserva Marina del Mediterráneo, gracias a su diversa fauna y flora y por su puesto a su excelente calidad. Carlos III mandó levantar y fortificar en la Isla de Tabarca un pueblo donde acoger a numerosas familias de pescadores genoveses, cautivos en la ciudad tunecina de Tabarka, de donde es originario su nombre.

Fiestas

Las Hogueras de San Juan, son sin duda las fiestas mayores de la ciudad de Alicante, conocidas por todo el mundo han sido declaradas de de Interés Turístico. Más de doscientas figuras de cartón se extienden por toda la ciudad, esperando a ser quemadas en la noche más larga del año, la Noche de San Juan, dando así la bienvenida al solsticio de verano.

Otra de las Fiestas más importantes de la provincia de Alicante es, La Fiesta de Moros y Cristianos que transcurre en fechas diferentes y se celebra en 5 barrios de la ciudad; una representación de la reconquista de las tierras de Alicante al imperio árabe. En Villajoyosa tambien se celebra la fiesta de los Moros y Cristianos.

Si visita Alicante tenga en cuenta que la ciudad de Elche está muy cerca y con un coche de alquiler podrá aprovechar también para descubrir esta maravillosa ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Una visita a Guadalest, entre las sierras de Aitana y Xortá tambien es muy recomendado si se dispone de vehículo propio. Además  se puede combinar perfectamente con la tarde en la playa.

Las mejores vistas de Alicante

Situado en la cima del Benacantil, el Castillo de Santa Bárbara es una gran fortaleza que fue de gran valor estratégico para Alicante durante cientos de años. El Castillo está situado a 160 metros de altitud en el centro de Alicante y ofrece unas vistas estupendas de la ciudad y de la línea de costa Mediterránea.

En las laderas del Benacantil los arqueólogos han encontrado restos de la edad de bronce y también de los periodos Ibero y Romano. Durante la dominación musulmana de la España Medieval, se comenzó la construcción de la fortaleza, a finales del siglo IX.

Pese a que las partes más grandes de la muralla y los edificios son aún visibles hoy en día, a finales de la Edad Media la fortaleza fue adaptada a diferentes estrategias de guerra incluyendo el uso de artillería moderna.

Santa Bárbara ha sido testigo de numerosas batallas y sitios de Alicante. En el siglo XVI fue bombardeada por la flota francesa y durante la guerra de Sucesión sufrió varios ataques del ejércido británico que dañó seriamente partes de la muralla.

El castillo ofrece tours guidados de gran riqueza histórica y cultural y permite a los visitantes de todo el mundo ver algunos lugares de la fortaleza que no están abiertos al público en general, como las mazmorras. En las oficinas de información turística podrá obtener más detalles acerca de los tours guiados.

Dentro de la fortaleza se puede ver el Museo de la Ciudad de Alicante. El Museo, que se divide en diferentes salas de exhibiciones, ofrece a los visitantes la posibilidad de admirar los materiales arqueológicos encontrados en la zona.

El castillo lo tiene todo para hacer de la visita una experiencia divertida, incluyendo los viejos cañones y la torre vigía, e incluso dos pequeños bares donde los turistas pueden tomar un refrigerio, tiendo en cuenta los calurosos meses de verano de la Costa Blanca.

 

IGLESIA DE SANTA MARIA

 

 

Es el más antiguo existente en la ciudad, con tres naves góticas del s. XIV y muy retocada en el XVIII que le añadió una nave en el lado de la epístola y la actual fachada, de notable belleza y perfecta ordenación debida a la Laurean Villanueva. En su interior hay una excelente pila bautismal con relieves renacentistas, de origen italiano, y una buena tabla de los Santos Juanes, gótica, del tránsito del siglo XV al XVI y que posiblemente formó parte del retablo centrado por la tabla de la crucifixión del Museo Provincial, atribuidas ambas al Maestro de Alicante por Camón Aznar.

 

 

 

MUSEO DE LA ASEGURADORA

 

 

Visitas mañanas y tarde, excepto lunes. Abierto de 10,30h a 13,30 h y de 18h a 21h. Entrada libre. Frente a la iglesia de Santa María se encuentra el museo “Colección de arte del siglo XX”, también denominado Museo Sempere, en homenaje al Pintor Eusebio Sempere, que donó a esta institución su valiosa colección pictórica. En este museo se recogen obras de importantes artistas modernos, como Picasso, Dalí, Miró, Juan Gris, Tápies, Canogar, Rivera, Sempere, Braque, Chillida, Genovés, etc. Se expone una curiosa escultura de cerámica de Arcadio Blasco representando una hornacina en forma de cápsula espacial.

El museo está situado en un edificio del siglo XVII. “La Aseguradora”, destinado inicialmente al depósito de cereales. Se considera como uno de los edificios civiles más antiguos de la ciudad y, antes de convertirse en museo, fue utilizado como instituto de enseñanza media y escuela profesional de comercio.

 

 

 

CONCATEDRAL DE SAN NICOLÁS

 

 

Se construyó desde principios del s. XVII sobre un templo anterior, arruinado. En ella actuaron sucesivamente varios arquitectos y la obra continuó durante un siglo. Su estilo es clásico sin concesiones, confiado mucho más en la perfecta proporción que en una ornamentación, ni que se la de capiteles y frisos sustituidos por bandas lisas en resalto.

De planta de cruz latina, con transepto muy breve y de muros almohadillados, la doble serie de arcos de medio punto que siguen la nave central y el ábside crea una sensación de claroscuro de enorme solidez y dignidad, que contrasta con la aérea cúpula sobre el crucero, muy bien iluminada por una linterna, y labrada con casetones en disminución. Le son colaterales el claustro, recientemente restaurado, con buenas rejerías y puertas de madera con escenas labradas por Juan Bautista Borja que conducen a la capilla de la Comunión, comenzada en 1723, obra del mismo artista. La capilla, de planta cruciforme con brazos muy breves presenta una excelente decoración escultórica y un juego de ejes no ortogonales sino en diagonal cruzada, de fino barroquismo. En el interior del templo se conservan, expuestos a la veneración del público, un Cristo Crucificado de Nicolás de Bussi, un retablo de Nicolás Borras dedicado a las almas del Purgatorio, y la imagen del titular, en el ábside, de estilo gótico de transición al renacimiento.

 

 

 

AYUNTAMIENTO

 

 

Edificio más representativo de la ciudad. Construido en estilo barroco, construido en 1668, posteriormente reconstruido al sufrir un fuerte bombardeo de la escuadra francesa en 1691 . la fachada consta de tres cuerpos muy definidos.. En la parte inferior se encuentran cinco puertas, la puerta central esta flaqueada por dos columnas salomónicas, festoneadas de guirnaldas y de seis vueltas. En el segundo piso, se contemplan 12 balcones con una trabajada herrería. La tercera planta, esta formada por 12 ventanas de estilo rococó. Sobre la puerta central se encuentra esculpido en mármol blanco el escudo de Alicante.

Dos torres de 35 m de altura cada una, se encuentran situadas en cada uno de los extremos del edificio, proporcionando al conjunto un aspecto armónico y majestuoso. En una de estas torres se encuentra un gran reloj. En la parte posterior puede admirarse la bella PORTADA, una de las más significativas del barroco alicantino. En el interior nos encontramos, en primer lugar, con una elegante escalinata que nos conduce a las dependencias municipales. En el primer peldaño de esta escalinata se encuentra la indicación que señala el origen de la nivelación de las alturas de todo el territorio español sobre el nivel de mar.

Una lápida de mármol blanco, situada en el primer rellano de la escalera, reproduce la Real Cédula de Fernando el Católico, concedido a Alicante el título de ciudad en 1490.  Merece visitar la pequeña capilla del ayuntamiento, con retablo barroco y pavimentada con cerámicas de Manises, así como el salón azul, decorado al mejor estilo isabelino con motivo de la visita de Isabel II al ayuntamiento alicantino. En este salón se encuentra la galería de retratos de los alcaldes de la ciudad, el salón del pleno está presidido por un tapiz con el escudo de Alicante. Distribuidas por las diversas salas del ayuntamiento se encuentran interesantes obras pictóricas de Padilla, Cabrera, Amorós, etc.

 

 

 

 REAL COLEGIO DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS

 

 

Próximo a la concatedral, en la calle Monjas, se levanta un soberbio edificio de sillerías de grandes dimensiones que, en su día, fue Real Colegio de la Compañas de Jesús. Construido a principios del siglo XVIII, tiene un estilo sobrio, con una portada sencilla y al mismo tiempo digna y elegante. Al ser expulsados los jesuitas por Carlos III, se hicieron cargo del convento las Madres Agustinas, en 1790. Junto a una de las dos puertas hay dos cerámicas representando a la Dolorosa y a San Agustín.

 

 

 

MUSEO ARQUEOLÓGICO PROVINCIAL

 

 

Situado en el antiguo hospital de San <Juan de Dios, edificio de noble porte inaugurado en 1931, dentro del estilo neoclasicista. el museo presenta colecciones de arqueología provincial, desde la primera presencia humana en tierras alicantinas hasta la Baja Edad Media, siendo las series más notables las de la Edad de Bronce, cultura ibérica, con excelentes muestras cerámicas y esculturas (s. IV a J.C.) y de época romana. Conserva también una rica colección de cerámica popular de los s. XVI a XIX y algunos legados de arte decorativas, entre los que destaca la colección Beltrán de la Llave. Por los salones y pasillos del palacio se encuentra expuesta la pinacoteca provincial, con buenas muestras de pintores locales desde principios del s. XIX, de pintura española de la década del 50 al 70 y de pintura alicantina contemporánea. En el mismo edificio y dependiente de la Corporación Provincial, tiene su sede el Instituto de Estudios Alicantinos, que fomenta la investigación y difusión de temas locales y que posee una copiosa colección de pintura y escultura de autores alicantinos contemporáneos.

 

 

54.198.118.102
Tarifa 6 160x600 gif nomina 200x200
myTaste.es

Alicante, la casa del Sol

Alicantegusta.com tu guia de ocio, servicios y eventos.