18 de junio de 2024

Jávea es un paraíso entre costa y montaña

Jávea (Xàbia en valencíà) es un pueblo de tradición marinera enclavado entre la costa y la montaña alicantina, un auténtico paraíso entre costa y montaña. Calas paradisíacas, gastronomía e historia a raudales y un entorno natural sencillamente impresionante.

Patrimonio artistico de Jávea

Uno de los más claros ejemplos de su historia es el Monasterio de la Virgen de los Ángeles, las parroquias de Nuestra Señora de Loreto y de San Bartolomé son sus mejores ejemplos. Cuenta con un casco antiguo tradicional con calles llenas de color y muy vivas gracias al comercio que ha traído el turismo.

 

arte den Jávea

Gastronomía típica de Jávea

El pescado y el arroz está ligado a toda la gastronomía típica de la costa de Alicante, y Jávea no podía ser excepción a esto. El cercano valle de Sant Bertomeu nos trae frutas y verduras frescas y de una calidad excepcional. El río Gorgos, con sus típicas crecidas del otoño, han hecho que sus tierras sean un vergel de fertilidad.
El pescado de la bahía de Xàbia es de reconocido prestigio y su marisco y moluscos son buscados por los mejores cocineros. Todo ello manejado con maestría por los mejores cocineros del mundo, con estrella Michelin o sin ella, ya que el tapeo tradicional español en cualquier bar nos dejará satisfechos. Uno de los platos más peculiares y apreciados de la gastronomía de Jávea son sus erizos de mar, ya sean con simple pan o en un plato de arroz típico.
El salazón de atún, bonito, boquerón o nuestra querida “Borreta de melva” y como no el pulpo seco son sencillamente deliciosos.
Quizás la tapa más típica sea el Esgarrat, pero que decir de capellanes, las habas o la sangre con cebolla tan de la terreta. Incluso los caracoles, plato que los franceses adoran, tienen un hueco entre nuestra alimentación.
De plato y cuchara tenemos sabrosos pucheros, el pulpo con pencas y la “fava pelada” son algunos de los más reconocibles.
Y que podemos decir de los mejores arroces del mundo, los arroces alicantinos son, por derecho propio, los más apreciados y considerados los mejores de toda la gastronomía mundial. Desde el sencillo, pero excelente, arroz a banda o a la marinera. Los arroces al horno de sabor tan contundente o las paellas de boquerón y espinacas con “fesols i naps” que son una delicia culinaria. También el conocido arroz con bogavante o langosta tiene fervientes seguidores.

arroz a banda
Pueblo de marineros, tierra de pescados y se preparan sabrosos platos como el “Suc roig”, “Cruet de peix”. Todos ellos con los condimentos locales de la citada huerta, con su ñora típica de la provincia para darle ese toque tan nuestro.
Y para finalizar postres de autor, el autor es nuestra tierra, nuestro vergel particular que nos da productos muy nuestros. Almendras, higos o naranjas entre otros. Estos postres son la típica Tortà de Almendra, los Pastissets, la Coca María, la Sopà, la Casca y la Pelota dulce.

Un paraíso entre costa y montaña

Playas y calas de Jávea

Aguas cristalinas, calas solitarias y emblemáticas, algunas catalogadas entre las mejores de Europa. Sus gentes acogedoras y un clima envidiable hacen de este municipio un lugar de vacaciones imprescindible si buscamos Sol y playa.

cala en Xabia
Alguna de estas calas son híper conocidas por eso es un paraíso entre costa y montaña, pero otras como la cala Tangó, debido a su difícil acceso son casi desconocidas a pesar de su cercanía al puerto de la población. Otras son muy visitadas en verano, la playa del Primer Muntanyar es un claro ejemplo de ello, así como la del arenal que como su nombre indica es una playa típica de arena rodeadas de las calas y playas típicas de Jávea de piedra y chinarro. Esta del arenal es destino de surfistas durante la época de norte, su espigón provoca una ola de izquierdas bastante rápida y técnica, ya que cierra rápido, pero precisamente eso es lo que hace atrae a los amantes de este deporte.

cala del Portixol
Espero que os decidáis a venir a Jávea, o Xàbia, lo podéis nombrar como queráis. Tierra de adopción de muchos foráneos que se enamoraron de su cielo y su mar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *