17 de abril de 2024

Receta fácil de dorada a la sal

Una forma fácil y deliciosa de cocinar pescado

Si te gusta el pescado, seguro que has probado alguna vez la dorada. Es un pescado blanco muy sabroso y versátil en la cocina, que se presta a todo tipo de preparaciones: al horno, a la plancha, en papillote... Sin embargo, una de las formas más sencillas y efectivas de cocinar la dorada es a la sal. En este artículo te explicaremos la receta fácil de la dorada a la sal, para que puedas disfrutar de una deliciosa dorada a la sal en casa.

doradas frescas

 

Ingredientes para nuestra preparación

Antes de empezar, asegúrate de tener los siguientes ingredientes a mano:

  • Una dorada fresca, de tamaño adecuado para el número de comensales
  • Sal gorda
  • Agua

 

dorada cubierta de sal gorda

 

Preparación de la receta fácil de dorada a la sal

  1. Lo primero que debes hacer es limpiar bien la dorada. Para ello, retira las escamas y las vísceras con un cuchillo afilado y una pinza. También puedes pedir en la pescadería que te la preparen para cocinar, si no te sientes seguro haciéndolo tú mismo.
  2. Enjuaga la dorada con agua fría y sécala con papel de cocina.
  3. Precalienta el horno a 200 grados.
  4. En una bandeja apta para horno, cubre la base con una capa de sal gorda, de unos 2 cm de grosor.
  5. Coloca la dorada encima de la sal, con la piel hacia arriba. Es importante que quede bien sujeta, para que no se desplace durante la cocción.
  6. Cubre la dorada con otra capa de sal gorda, hasta que quede completamente cubierta. La sal debe quedar compacta, para que se forme una costra dura durante la cocción.
  7. Rocía con un poco de agua la costra de sal, para que se humedezca y se compacte más.
  8. Introduce la bandeja en el horno y deja cocinar durante unos 25-30 minutos, dependiendo del tamaño de la dorada. Si no estás seguro de cuándo está lista, puedes comprobarlo abriendo la costra de sal con cuidado y pinchando la carne con un cuchillo: si sale limpia, está hecha.

 

Presentación

Una vez que la dorada esté cocida, sácala del horno y deja que repose unos minutos antes de servirla. Para presentarla, rompe la costra de sal con un cuchillo y retira con cuidado los restos de sal y la piel de la dorada. Puedes acompañarla con una guarnición de patatas, verduras o ensalada, según tus gustos.

Consejos y variaciones

  • Si no tienes sal gorda, puedes usar sal común, pero el resultado no será el mismo.
  • La sal gorda ayuda a crear una costra más compacta y uniforme.
    Si quieres darle un toque de sabor extra a la dorada, puedes añadir unas ramitas de romero, tomillo o limón entre la carne y la costra de sal.
  • También puedes espolvorear un poco de pimienta negra sobre la dorada antes de cubrirla con la sal.
    Esta misma técnica se puede aplicar a otros pescados
    como la lubina, el besugo o el lenguado. Solo tienes que ajustar el tiempo de cocción según el tamaño del pescado.
  • No te preocupes si la dorada parece muy salada al principio: una vez que retires la costra de sal, la carne quedará perfectamente sazonada pero no demasiado salada.
  • Si te sobra dorada a la sal, puedes utilizarla en ensaladas, pastas o arroces, desmenuzándola y mezclándola con otros ingredientes. También puedes aprovechar la cabeza y las espinas para hacer un caldo de pescado casero.
  • Si quieres darle un toque de lujo a la dorada a la sal, puedes servirla con una salsa de mantequilla y limón. Para ello, derrite un poco de mantequilla en un cazo y añade el zumo de medio limón y una pizca de sal y pimienta.
  • Remueve bien y sirve junto con la dorada.
    Conclusión

La dorada a la sal es una forma fácil y deliciosa de cocinar pescado, que te asegura una carne jugosa y sabrosa. Con esta receta, puedes sorprender a tus invitados con un plato elegante y saludable, sin necesidad de complicarte demasiado en la cocina. Anímate a probarlo y disfruta de los sabores del mar.

Preguntas frecuentes

  1. ¿Puedo utilizar sal común en lugar de sal gorda? Sí, puedes hacerlo, pero el resultado no será el mismo. La sal gorda ayuda a crear una costra más compacta y uniforme.
  2. ¿Cuánto tiempo debo cocinar la dorada a la sal? Depende del tamaño de la dorada. En general, unos 25-30 minutos a 200 grados deberían ser suficientes, pero si tienes dudas, puedes comprobarlo pinchando la carne con un cuchillo.
  3. ¿Qué guarnición puedo utilizar para acompañar la dorada a la sal? Puedes utilizar patatas, verduras o ensalada, según tus gustos.
  4. ¿Puedo utilizar esta técnica con otros pescados? Sí, puedes hacerlo con otros pescados blancos como la lubina, el besugo o el lenguado.
  5. ¿Qué puedo hacer con la dorada sobrante? Puedes utilizarla en ensaladas, pastas o arroces, desmenuzándola y mezclándola con otros ingredientes. También puedes aprovechar la cabeza y las espinas para hacer un caldo de pescado casero.

>>>>> MÁS RECETAS TÍPICAS DE ALICANTE <<<<<

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *